El Colegio

Valores y principios institucionales

El Colegio San Antonio se propone ofrecer una educación integral y actualizada. Para lograrlo integra los valores éticos basados en la moral cristiana con los principios de la cultura nacional.

Por hallarse dentro del sistema educativo, es coherente con la normativa vigente resignificándola a la propia realidad, en el marco de la autonomía institucional.

Tiende a establecer vínculos democráticos que permitan la participación de todos los miembros de la Comunidad Educativa.

Si bien el Colegio San Antonio fue fundado por una congregación religiosa, Misioneras de la Doctrina Cristiana, está abierto a toda la comunidad porque se propician  valores de integración y respeto por las diferencias.

El grupo de conducción y Directivos están comprometidos a llevar adelante el PEI, conformando grupos de trabajo atentos a la problemática institucional dispuestos al diálogo y liderando los esfuerzos.

Los Docentes que integran el Colegio e Instituto San Antonio, son profesionales de la educación que adhieren a los valores sustentados por la Institución.

Hacia sus alumnos el Colegio e Instituto San Antonio se compromete a formar personas pensantes, reflexivas, creativas, tolerantes, respetuosas, solidarias y que se puedan apropiar de saberes socialmente significativos a partir de una postura constructivista.

La Escuela

Nuestra historia

El 16 de mayo de 1950 se adquieren dos terrenos en la calle Juramento entre Rosario y Misiones y el 11 de junio de ese mismo año en las Fiestas Patronales fue llevada en procesión la imagen de San Antonio a los mencionados terrenos, en agosto se levantaría una Capilla de casilla prefabricada, donde se realizó la primera misa.

El 3 de abril de 1951 se inician los cursos de Jardín de Infantes con 36 alumnos de ambos sexos, a cargo de la maestra Sra. Ramona Sanchez.

El 13 de diciembre de 1953 se dio la bendición a un proyecto Capilla-Escuela, éstas fueron las bases de la obra de los Padres Palotinos de Santa Rosa de Lima de Munro, la Juventud Obrera Católica y un grupo de vecinos católicos, haciéndose cargo del Jardín de Infantes la Srta. Isolina Gloker. Fueron innumerables los actos realizados para ampliar la edificación y dar cabida a mayor cantidad de alumnos.

A principio de 1964 se hacen cargo de la Escuela-Capilla las Hermanas Españolas Misioneras de la Doctrina Cristiana, por ese entonces además de Jardín de Infantes funcionaban solamente cuatro grados, siendo Directora la Hermana Superiora Gracia María López (años más tarde Directora General de la Congregación) acompañada por la Hermana Inés (quien falleció en 1986 en Formosa donde se encontraba misionando con un grupo aborigen), Hermana Filomena (Mercedes), Hermana San Luis (Angela) y una maestra laica la Srta. Liliana Collodel.

Por ese entonces la escuela cuenta con una sala de Jardín de Infantes, un baño anexado a la misma para el uso exclusivo de esos pequeños (algo de avanzada para ese época), dos aulas, sanitarios, un amplio patio de tierra y una pequeña capilla de ladrillos a la vista, alrededor de la cual los niños jugaban durante el recreo al toque de la campana (la cual se conserva en el patio y se usa ante los eventuales cortes de luz). Es hermosa y abnegada la obra que realizaron este pequeño grupo de Hermanas con gran vocación cristiana. En 1965 se incorpora otra docente laica la Srta. Flor de María Gianotto, quien se desempeñó como maestra de grado hasta 1976 para luego ocupar el cargo de Vicedirectora, en 1987 asume la Dirección del Colegio, hasta su jubilación en 1996. Desde 1985 en adelante pasó a formar parte del Equipo de Conducción.

A esas primeras hermanas se les suman otras y con la fuerza que sólo ellas podían tener, más la ayuda de las docentes y el incansable trabajo de los padres de los alumnos y vecinos se construye en la planta alta una pequeña vivienda para las religiosas y dos amplias, luminosas y confortables aulas. Toda una comunidad se enorgulleció al ver cumplido el sueño de la primera promoción de los alumnos primarios en 1966. Para estas religiosas esto era sólo el comienzo, no se detuvieron, siguieron avanzando en su obra para dar cabida a más número de alumnos y emprender en 1967 una obra de ampliación bajo la dirección del arquitecto Julio Borbon y el constructor Hermez Tomada; consiste en cuatro grandes aulas iluminadas, sala de dirección, vicedirección, secretaría, administración y el proyecto se completa con dos amplias escaleras para las cinco futuras aulas en planta alta.

Contáctenos





Visítenos

Juramento 5750
B1606EDH Carapachay, Buenos Aires
Tel: (+54 11) 4762-5021 / 4509-6464